Guía Metodológica Para los Talleres de Capacitación


Guía Metodológica

En qué consiste esta Guía

La Guía Metodológica es un conjunto de conceptos, sugerencias e instrucciones para las actividades de Capacitación.

Hace referencia a algunos principios pedagógicos básicos y puede ayudar en la toma de las decisiones para estructurar las actividades de capacitación para la Autogestión Comunitaria.

Todas las personas educadoras o capacitadoras, pueden hacer uso de su contenido, según sus necesidades. La guía tiene un carácter abierto  y puede ser complementada con nuevos conceptos, sugerencias metodológicas o instrumentos que vayan surgiendo durante el desarrollo de las actividades de capacitación.

La estructura de la guía debe sostener y dar movilidad al proceso de capacitación, proporcionar los elementos básicos que garanticen la coherencia e identidad del proceso de acuerdo al plan general de capacitación y permitir la flexibilidad del diseño y la realización de las actividades.

Apuntes sobre el Proceso de Capacitación

El objetivo general del proceso de Capacitación consiste en lograr la transformación de actitudes y prácticas de quienes participen,  de manera que se mejoren o realicen nuevos objetivos y formas de actuar.

Para poder alcanzar este objetivo es necesario que intervengan, equilibradamente y en estrecha coordinación tres tipos de procesos:

  • Reflexión sobre la vida co tidiana personal, partiendo   de su experiencia.
  • Reflexión sobre otras expe riencias concretas.
  • Apropiación de concep tos, métodos y herramientas.

Estructura didáctica

La gráfica de la siguiente página ilustra el ciclo didáctico.

Este se inicia con la exposición de las experiencias de los participantes. En un segundo momento integra elementos conceptuales y metodológicos, para entonces poner en práctica (ejercitar) los nuevos elementos y por último, concretarse en el compromiso de un trabajo, que de ser apropiado puede generar una nueva experiencia que retroalimente y reactive dicho ciclo.
 
 

Como desarrollar la capacitación

Se recomienda partir siempre de las personas participantes, de sus experiencias, conocimientos, dudas y valores tanto en el campo de su trabajo como en lo personal.

En cuanto sea posible (según la disponibilidad de tiempo y de apoyo didáctico) su participación debe ser al comenzar, por escrito e individual -si existen limitaciones con la escritura puede ser verbal- para dar paso más tarde a la argumentación y la discusión en grupo.

Como se verá más adelante, en las sugerencias metodológicas, deberá tenderse a concretar posiciones grupales como síntesis de las experiencias recogidas.

El objetivo más importante de este proceso didáctico es lograr la apropiación de las reflexiones, los conceptos y las metodologías, para aplicarlas a la realidad.

Así, es vital que los participantes hagan prácticas de aplicación concretas que, además, pueden darse entre las sesiones del taller.
 

Cómo armar un evento de capacitación

Esta parte se refiere a los talleres como la actividad de capacitación más frecuente e importante, presentando elementos que posibiliten el diseño adecuado para una actividad de capacitación, así como sugerencias concretas que nos ayuden a tomar decisiones claves en la preparación de la actividad de capacitación y en el manejo del trabajo del grupo.
 
  • Seguir estas sugerencias permite que antes del taller:
  • Estén preparados cada uno de los pasos que se van a  seguir en el taller.
  • Saber cómo se va a proponer  y a recoger el trabajo del gru  po para cada ejercicio.
  • Decidir qué materiales se van a utilizar en cada momento y
  • Tener estos materiales preparados.
Una buena utilización de estas sugerencias facilita enormemente la realización de las actividades y la sistematización de los resultados del trabajo del grupo.
 

¿Qué es un taller?


Un Taller es una experiencia de trabajo activo.

La participación de cada uno de los integrantes, aportando sus experiencias, argumentando, discutiendo, escribiendo, comprometiéndose, es fundamental para el éxito del taller.

Es una experiencia de trabajo colectivo
El intercambio: hablar y escuchar, dar y recibir. argumentar y contra-argumentar, defender posiciones y buscar consensos, son sus principales características.

Es una experiencia de trabajo creativo
Las experiencias sumadas, los elementos conceptuales, la reflexión y las discusiones grupales, ayudan a generar puntos de vista y nuevas y mejores soluciones a las existentes antes de que se iniciara.

Es una experiencia de trabajo vivencial
Su materia prima son las experiencias propias. Sus resultados influirán en la vida de sus participantes.

Un taller debe generar identidad, apropiación de la palabra, sentido de pertenencia a un grupo y un mayor compromiso colectivo.

Es una experiencia de trabajo concreto
Un taller debe generar planes de trabajo o por lo menos tareas realizables a corto y mediano plazo. Esta es la principal diferencia entre un taller y una conferencia, o panel.

Es una experiencia de trabajo sistemático
La precisión es clave al poner por escrito los puntos de vista propios y al sistematizar y presentar los trabajos de grupo.

Igualmente, es indispensable la claridad al exponer los desacuerdos y los compromisos, así como la autodisciplina del grupo para cumplir las reglas del juego.

Es una experiencia de trabajo puntual
Es un proceso, que ni comienza ni termina con el taller. Un taller es un momento especial de reflexión, sistematizaci6n y planificación.

Lista de verificación para preparar un taller
Una actividad de capacitación, en particular un taller, debe planificarse con suficiente antelación. Una adecuada planificación exige tomar en cuenta una seri de aspectos preparativos:
 
 

     

    Concertación de intereses

    • Quién solicita el taller?   ¿Con qué interés?
    • ¿A quiénes más les interesa?
    • ¿Qué personas deben ayudar a diseñar el taller?
    • ¿Quiénes serán los responsables de las decisiones admi nistrativas y de conseguir los  recursos necesarios para la  realización del taller?
    • ¿Quiénes pueden ayudar a la continuidad y puesta en práctica de los avances logrados en el taller?

    Contexto de la capacitación

    • ¿Cómo se relaciona el taller con otras actividades que mejoren el trabajo?
    • ¿Es necesario un taller para tratar exclusivamente este tema elegido?
    • ¿Es el momento adecuado para la realización del taller?
    • A fin de dar cumplimiento a   los objetivos generales de la   capacitación ¿Resulta priori taria la realización del taller?

    Delimitación de objetivos

    • ¿Qué parte de la capacitación necesatria abarcará   este taller?
    • ¿Qué objetivos se pueden   cumplir en el tiempo disponi ble?
    • ¿Existen recursos garantiza   dos para el seguimiento de   los resultados?
    • ¿Se garantiza la continuidad  del trabajo de capacitación  con la realización de otros talleres?

    Identificación de los participantes

    • ¿Quiénes necesitarían más   este taller?
    • ¿Es un taller sólo o principal mente para líderes o amerita  una participación amplia?
    • ¿Quiénes podriían  ser los   mejores muliplicadores del   trabajo desarrollado en el  taller?
    • ¿Deben los participantes   cumplir con algún requisito?
    • ¿Los gruposdeben ser homo  géneos o heterogéneos?

    Selección de las personas capacitadoras

    • ¿Quién es la persona ade cuada para orientar el taller,  teniendo en cuenta el sector  social a quien está dirigido?
    • ¿Es más importante su prepa- ración en el tema que su dominio de la metodologia?
    • ¿Cuántas personas deben   estar a cargo de la realización del taller?
    • ¿Son necesarias más de una  persona para coordinar el   trabajo en sub-equipos?

    Selección de las personas requeridas para apoyo

    • ¿Es necesario contar con   personal de apoyo en algunos de los contenidos especí- ficos en el taller?
    • ¿Es necesario el aval de alguna autoridad que inaugure el taller y motive a los par ticipantes?
    • ¿Es necesario contar con algún experto en el tema, con  el propósito de que ayude a  la compresión de problemas  claves durante el taller?
    • ¿Es necesario apoyarse en conferecistas para introducir  algún tema durante el taller?
    • ¿Es necesaria una persona que cuente su experiencia o  exponga un caso?

    Duración del taller

    • Cuánto tiempo es deseable  para la realización del taller?
    • ¿Cuál puede ser la duración  del taIler, según la disponibili dad de tiempo de los partici- pantes?
    • ¿Con cuánto tiempo se   cuenta,  según la disponibili dad económica?
    • ¿Cómo puede programarse   mejor el taller?
    • ¿Es apropiado hacerlo en   varios días seguidos o seria   mejor pasando un día para   efectuar trabajo de campo?
    • ¿Durante dias laborales o du- rante fines de semana?
    • ¿Es posible que cada sesión   dure un máximo de dos horas  y media?

    Aspectos locativos

    • ¿El lugar escogido es el más   adecuado para realizar el taller?
    • ¿Es más conveniente un sitio   cercano al trabajo o a la casa de los participantes, que   facilite su tansporte, o es mejor uno lejano, pero con una   mayor posibilidad de concentración?
    • ¿Cuenta el lugar escogido   con espacios disponibies pa ra trabajar en grupos peque- ños y con muebles apropiados para las actividades a   realizar?
    • ¿El iugar es accesible para la  mayoría de participantes?

    Aspectos logísticos:

    • ¿Se dispone de lo necesario   para el desarrollo de las acti  vidades programadas?
    • ¿Se dispone de un equipo de  visualización (tarjetas, alfile res, marcadores, tablero   blando, pizarra)?
    • ¿Se cuenta con los medios   audiovisuales necesarios pa ra la realización del taller?

    Sobre la convocatoria

    • ¿Cómo puede garantizarse   la asistencia de la gente al   taller?
    • ¿A quién o a quiénes se de be enviar la invitación?
    • ¿Qué permisos hay que soli citar para que la gente pue da asistir?
    • ¿Quién firmará la convoca toria?
    • ¿Que tipo de materiales de ben ser anexados a la con vocatoria (agenda, textos,   mapas)?
    •  ¿Con cuánta antelación de be hacerse la convocatoria?

    Sobre la sistematización

    • ¿Cómo conservar la experiencia del taller?
    • ¿Es necesaria una persona específicamente para la sistematización de lo que se va  generando durante el taller   (grabadora, computadora)?
    • ¿En qué forma se recoge la información obtenida en discusiones y qué materiales se   requieren para ello?
    • ¿Se editarán memorias?

    • ¿Se deben entregar con antelación los documentos necesarios?

Decisiones claves

Después de decidir sobre los aspectos mencionados, es necesario concentrar la atención en el taller en sí y proceder a definir los siguientes aspectos:
 

Tema del taller

¿Qué nombre puede llevar el taller teniendo en cuenta las siguientes caraterísticas?:  Corto, pero comprensible.  Preciso, es decir que corresponda realmente  a lo que se va a realizar. Llamativo y sugerente, que invite a la participación.
 

Actividades

¿Qué es necesario hacer en el taller para obtener los objetivos esperados?
 

Objetivos esperados

¿Qué objetivos concretos (diagnósticos, documentos, planes de trabajo, compromisos, etc...) se esperan al terminar el taller?
 

Objetivos del taller

¿Qué se espera lograr en el taller mismo? ¿Qué Procesos se van a desarrollar? ¿Qué se espera que los participantes realicen?
 

Objetivo superior

  • Si el taller tiene éxito, a qué pro cesos más generales contribuye?
  • ¿Sobre qué grupo social puede   producirse un impacto más ge neral (institución, proyecto, mora- dores, sociedad)
Luego de definir los aspectos anteriores, se procede a hacer el programa concreto del taller.  Para estos fines, se responden las siguientes preguntas y se Ilena una Matriz de Programación, como en el ejemplo que sigue a continuación.
 
  • Actividades o Temas

  • ¿Qué actividades o temas concretos debe desarrollar el grupo para garantizar que los objetivos generales sean adecuadamente abiertos?
  • Distribución del tiempo

  • ¿Cómo organizar el tiempo del taller considerando la necesidad de guardar un equilibrio entre los tiempos de trabajo, de descanso y de alimentación?
  • Objetivos por actividad

  • Apuntar los objetivos de cada actividad (con referencia al objetivo general).  Tiene que ser comprensible para el grupo el sentido de cada actividad.
  • Metodología

  • De qué manera se va a trabajar cada actividad? ¿Se utilizará alguna herramienta técnica (dramatizaciones, juegos, dibujos...)  ¿El trabajo se realizará individualmente o en grupos? ¿Qué tareas, lecturas y discusiones se utilizarán?
  • Materiales

  • ¿Qué se requiere para cada actividad? (tableros, papeles, tarjetas, marcadores).
  • Responsables

  • ¿Quién, entre las personas capacitadoras o de apoyo debe coordinar cada actividad? ¿Quién es el responsable de hacer la sistematización de la información?
Todas estas decisiones contribyen a formar el programa de trabajo, que debe estar elaborado antes de iniciar el taller y que debe servir como guía para el desarrollo de cada una de las actividades.
 
 
 
 Matriz de Programación

 
 

Conceptos generales sobre la metodología

La verdad no está dada
La verdad se construye, como un acuerdo, sobre el común denominador de los problemas y sus posibles soluciones sobre los cuales se va a trabajar en cada uno de los talleres, o sobre los que constituyen la realidad diaria de cada uno de los participantes.

¿Cuál es realmente la situación de salud que viven los hombres y las mujeres en su comunidad? ¿Qué objetivos realmente mejorarían la situación de pobreza?

No existe una verdad absoluta, pero existen mayores o menores grados de verdad.

No siempre existen respuestas fijas y seguras.

Es necesario antes que nada, OBSERVAR LA REALIDAD y luego investigar, proponer, discutir, arriesgarse a dar una interpretación, construir una respuesta y trabajar para lograr el acuerdo.

Nunca se parte de cero
Todas las personas, sin excepción (las mujeres, los hombres, los niños y niñas, los jóvenes, los ancianos, los campesinos y los funcionarios) tienen sus propias ideas, esperanzas, experencias, imágenes, prejuicios y conocimientos relacionados con los temas de la comunidad, la capacitación y el desarrollo.

Todo ser humano tiene creencias y prejuicios sobre lo que debe hacer, y sobre cómo se debe hacer.

Cada quién conoce su situación y sus necesidades.

Este debe considerarse como el mejor punto de partida para la reflexión y para crear la posibilidad de cambios.

Nadie lo ignora todo.  Nadie lo sabe todo
La posibilidad de construir las interpretaciones y las soluciones más adecuadas a cualquier problema humano, depende básicamente de la capacidad de integrar diferentes saberes.

Por esta razón, en los talleres es importante promover que se expresen y se valoren por igual las interpretaciones realizadas desde diferenles experiencia de vida, desde las diferentes experiencias institucionales y desde los diferentes niveles educativos de los participantes.

La información sólo es un apoyo
Si como se ha dichoanteriormente, el objetivo de la capacitación para el Desarrollo Autogestionado es cambiar actitudes, entonces lo más importante en un taller debe ser el recoger la experiencia de los diferentes participantes y fomentar la reflexión,  el intercambio de puntos de vista y la búsqueda de  acuerdos que puedan concretarse en planes de trabajo.

Nunca debe permitirse que el taller se convierta en una competencia académica.

La información “científica” debe ser utilizada sólo a manera de apoyo.

Anotaciones sobre el papel de la persona capacitadora

EI principal papel de la persona que capacita en un taller es el de facilitar la participación individual, promover la comunicación horizontal y asegurar que los procesos grupales se encaminan a hacer posible el logro de los objetivos propuestos.

Su papel debe ser de servicio para los participantes.
 
 

Las tareas de la persona que capacita son:
  • Preparar el taller, inaugurarlo  y hacer el resumen y la eva luación final.
  • Explicar los objetivos.
  • Estimular y guiar la reflexión   de los participantes.
  • Garantizar las condiciones fí- sicas que requiere el taller y   generar un ambiente humano y una atmósfera agra- dable.
  • Orientar las discusiones, for mular preguntas, recoger e   integrar los aportes y sintetizar.
  • Integrar a todos los participantes.
  • Poner al descubierto los conflictos latentes, con el fin de   enriquecer el taller, canali zando la energía del grupo   de manera positiva.
  • Estar muy atento a las señales no verbales de los partici- pantes.
  • Proponer reglas dejuego para la participación y garanti  zar que se respeten.

  • Monitorear el trabajo de los sub-grupos.

     
    La persona que capacita no debe:
  • Llevar monólogos.
  • Ser líder del grupo.
  • Introducir sus propias opinio nes en las discusiones.
  • Entrar en competencia, sea   franca o encubierta, con el   personal de apoyo.
  • Pretender agotar todas las   discusiones o conflictos, du rante el período de tiempo   programado para  el  taller.
  • Hacer discusiones sobre el   método general.
  • Tomar partido, bien sea a fa- vor o en contra de los partici- pantes.
  • Asumir como propios los con- flictos del grupo.

  • Sentirse responsable por los   contenidos o resultados de   las discusiones.

    Dificultades frecuentes en grupos y posibles soluciones

    Las dificultades que se presentan por incumplimiento por parte de uno o más miembros del grupo deben ser manejadas por la persona coordinadora de la actividad.

    Se recomienda en términos generales, la siguiente manera:
     

    • Destinar un momento de atención especial a la perso na o a la situación que pre sente la dificultad.
    • Recordar a la persona o al    grupo, las normas o acuerdos   concemienies a la situación    que se presenta.
    • Devolver el “control” al grupo,  ya sea mediante la realización  de una pregunta o recupe rando el punto en que se es taba trabajando.

    Coherencia y sentido de las actividades

    Un taller no es una suma de actividades realizadas con diversas herramientas.

    UN TALLER TIENE QUE SER VIVIDO POR CADA UNO DE LOS PARTICIPANTES COMO UN TODO COHERENTE Y CON SENTIDO.

    Depende del criterio de cada persona capacitadora determinar cuáles ejercicios o dinámicas se deben utilizar en cada taller y en qué orden.

    Es necesario que cada participante pueda  establecer relaciones entre una actividad y otra, entre el trabajo de un día y el del otro, y  entre las actividades del taller y su trabajo.

    Al iniciar una nueva actividad se debe establecer su importancia y su papel en el proceso.

    Se recomienda realizar cierres del taller y de cada actividad.  En el cierre, la persona capacitadora sintetiza lo que se acaba de hacer y busca establecer compromisos.

    Hay que dar oportunidad para que el grupo modifique o agregue elementos a esta síntesis.
     

    Facilitar procesos individuales

    Un objetivo fundamental que debe lograrse en un taller es la “apropiación” de los contenidos por parte de cada uno de los participantes, para que sean asumidos tanto para su uso en su vida personal como para su trabajo.

    Para facilitar este proceso es recomendable, antes que nada, operar en base a las herramientas para superar las barreras al aprendizaje, detalladas anteriormente en el Marco Conceptual para la construcción de capacidades, en la página 11 de esta Guía.

    En términos generales, también se recomienda:
     

    • Dejar tiempo para la reflexión   personal, sin un objetivo inme diato concreto.
    • Sugerir la realización de resú menes personales de lo que    más Ilame la atención a cada  participante.
    • Diseñar el taller incluyendo al  gunos tiempos libres para que   espontáneamente vayan sur  giendo actividades de tipo re creativo, social o cultural en   las que los participantes pue dan expresarse y comunicarse  a voluntad.

    Evaluación del taller

    La evaluación del taller debe ser un proceso permanente, desde el comienzo.

    La evaluación es una actividad que permite la reflexión continua sobre el trabajo y contribuye a ajustarse a las expectativas y al nivel de los participantes.

    Se recomienda lo siguiente:
     

    • Realizar la primera evaluación  cuando se confronta la agen da sugerida, con las expecta tivas de los participantes. Este es el momento más indicado para realizar todos los    ajustes que resulten necesa rios.
    • Dejar un espacio de tiempo disponible para las sugeren cias y los ‘asuntos pendien tes”, durante el cual los parti cipantes puedan escribir sus opiniones.
    • Diseñar evaluaciones tanto parciales como finales sobre   todos los aspectos involucra dos en el taller.
    Según la disponibilidad del tiempo, las evaluaciones pueden ser diferentes, pero deben tener caracteristicas comunes:

    INDIVIDUALES: Que permitan y garanticen que todos y cada uno de los participantes se exprese y se encuentre satisfecho al respecto.

    GLOBALES:  Que permitan evaluar todos y cada uno de los aspectos del taller.

    Para las personas que así lo prefieran, puede dejarse abierta la posibilidad de que las evaluaciones sean anónimas.
     

    Técnica de visualización con tarjetas


    Esta técnica permite, promueve y enfatiza la participaci6n activa de todos y cada uno de los asistentes.  Además, hace más interesante y agradable el trabajo y facilita el tratamiento de temas complejos y conflictivos.

    Este método de participación permite tener presente de forma permanente el desarrollo de la discusión y el proceso de búsqueda de acuerdos en el grupo, conjuntamente con los resultados de este proceso.

    La técnica de visualización con tarjetas sirve también a grupos de niños o personas con poca costumbre de escribir, sustituyendo la escritura por el dibujo.

    Los resultados son sorprendentes.

    La técnica de visualización con tarjetas consiste en utilizar tarjetas de cartulina de diversos colores, tamaños y formas, para que cada uno de los participantes escriban en ellas sus ideas.

    Estas tarjetas se clavan en un tablero blando que sirve como tribuna pública y donde se discuten y se ordenan las ideas, agrupando las tarjetas de acuerdo a criterios predeterminados.

    ¿Cuales son las ventajasde la visualización con tarjetas?

    Es democrática
     

    • Garantiza la participación    igualitaria de todos los asisten tes al taller;
    • Equilibra las desventajas que   se presentan debido a las di ferencias en la capacidad de   expresión oral;
    • Da igual importancia a todas   las ideas;
    • Permite la existencia y la ex presión de puntos de vista mi noritarios.


    Para lograr lo anterior, es necesario asegurar que todas las personas escriban sus aportes, se lean y se peguen todas las tarjetas.

    Facilita consensos

    Permite que, una vez puesta en el tablero, cualquier idea se haga pública y forme parte del aporte general del grupo.

    A su vez, esto posibilita acuerdos rápidos sobre la conveniencia de dejar o cambiar una idea, cambiar las agrupaciones y relacionar grupos de ideas con otros.

    Facilita la comprensión

    Este método obliga a precisar los conceptos y seleccionar lo esencial de cada idea.

    Tenerlo a la vista de manera permanente durante el taller permite a los participantes establecer relaciones y fomentar la utilización simultánea de diversos procesos mentales.

    Flexibiliza la sistematización

    Al quedar registrada la totalidad de las ideas en el tablero, se hace posible:
     

    • Guardar los aportes de cada   participante,
    • Presentar visualmente una    memoria inmediata durante el  desarrollo del taIler y, además,
    • Contar con un registro que sir  va como base para la elabo  ración del informe.


    Esto se puede lograr pegando las tarjetas a los papeles protectores del tablero y transcribiéndolos posteriormente.

    Utilización de la técnica de visualización con tarjetas
     

    1. La persona coordinadora, formula por escrito una pregunta o una instrucción clara.
    2. Cada uno de los participantes escribe sus respuestas u opiniones en tarjetas (o las dibuja).
    3. Se recogen, se pegan en el tablero todas las tarjetas y se leen.
    4. Se ordenan las tarjetas, por consenso, en bloques de tarjetas que expresen ideas similares.
    5. Se da un título a los diferentes bloques.
    6. Se hace una estructura de relación entre los bloques.
    7. Se redacta una síntesis del acuerdo logrado.
    8. Se pegan las tarjetas al papel protector del tablero para la memoria del taller.

    Esta Guía Metodológica está estructurada tomando como base las Herramientas para Construir Equidad entre Mujeres y Hombres, Manual de Capacitación, PROEQUIDAD y las experiencias en capacitación del Proyecto Fortalecimiento de la Autogextión Comunitaria en el Desarrollo y Operación de los Asentamientos Humanos en el Ecuador.

    El capacitador o capacitadora puede considerar como referencia otras metodologías, como por ejemplo la contenida en el Manual del Capacitador -Capacitación Comunitaria en Comunicación, HABITAT, Nairobi, 1989.


    Primer CapítuloCapítulo PrevioSiguiente CapítuloÚltimo CapítuloÍndicePrincipal


     
     


    Enlaces Visitados Previamente
    Cuaderno 0

     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
    Jhon Alfredo Orellana: ECU/98/05